Advertisement
Inicio arrow ANESTESIA PEDIÁTRICA arrow MASCARILLA LARÍNGEA arrow Revisión Mascarilla laríngea Dr. García
Revisión Mascarilla laríngea Dr. García
Índice del Artículo
Revisión Mascarilla laríngea Dr. García
Página 2
Página 3
Página 4

7. Extraccción de la ML: 

Existen dos opciones a la hora de extraer la ML en el niño, una sería profundamente dormido como se recomienda hacer con la extubación, y la otra totalmente despierto.  Ambas dos tienen beneficios e inconvenientes pero nosotros nos decantamos por la técnica de extracción con el paciente totalmente despierto, ya que se consigue en todo momento un mejor control de la vía aérea y aunque el niño tosa no golpea sus cuerdas contra ningún cuerpo extraño como sucedería si estuviera intubado, además si con la ML se produjera un laringoespasmo situación menos frecuente que con la intubación pero posible, el control y tratamiento con CPAP es mucho más eficaz con la ML puesta que con la mascarilla facial.  El único inconveniente que presenta la extracción de la ML con el paciente muy despierto es que en el proceso de educción o despertar muerda fuertemente la ML e impida su correcta ventilación.  Esta situación está resuelta con el dispositivo antimordedor de la ML “Proseal”, y en la ML clásica es tan fácil como colocar una jeringa de 2 ml  sujeta con esparadrapo a la ML entre los dientes o una cánula de Guedel pequeña o algún otro dispositivo antimordedor, antes de empezar a despertar al niño, y así se impedirá que al morder la jeringa o el Guedel se colapse la ML (25).

La otra decisión a tomar a la hora de extraer la ML es si hacerlo con el manguito inflado o desinflado.  Nosotros preferimos extraer la ML con el manguito casi totalmente inflado porque con ello se consigue arrastrar todas las secreciones acumuladas durante la intervención en la faringe, que además por la frecuencia de procesos catarrales inadvertidos en pediatría, es muy frecuente que el paciente pediátrico tenga una gran producción de secreción nasal.  El retirar adecuadamente todas las secreciones evita una de las causas de laringoespasmos en la educción.   La única salvedad a esta regla sería pacientes en los que ha costado la inserción de la ML por hipertrofia amigdalar, y por tanto la extracción debe igualmente realizarse con la misma suavidad y ante la presencia de una resistencia elevada para su extracción con el manguito inflado, se debe desinflar el manguito para evitar lesionar el istmo de las fauces.  Otra excepción sería que hubiéramos inflado el manguito con un volumen excesivo y existiera una presión elevada dentro del mismo.  En todos estos casos siempre debemos eliminar el exceso de volumen antes de retirar la ML (3,4,)



 
Contador de Visitas
Total de Visitas707517
IMÁGENES DEL CURSO
Advertisement
Designed by Koamone