Advertisement
Inicio arrow VENTILACIÓN MECÁNICA arrow Monitorización
Monitorización
BUCLES PDF Imprimir E-Mail

 

Además de poder hacer gráficas del flujo, la presión y el volumen en función del tiempo, cada uno de estos parámetros pueden ser relacionados uno en función de los otros.

Bucles presión-volumen

 

Supongamos que tomamos un pulmón aislado de cerdo, intubamos la tráquea y lo colocamos dentro de un frasco (ver figura). Cuando la presión dentro del frasco disminuye por debajo de la presión atmosférica, el pulmón se dilata y su cambio de volumen se puede medir con el espirómetro. La presión se mantiene constante en cada nivel (como indican los puntos de la figura) durante contados segundos, para que el pulmón entre en reposo. De esta manera se traza la curva presión-volumen.

 

 Bucle P-V 

En esta figura, la presión expansiva en torno del pulmón, a medida que éste aumenta de volumen, es generada por una bomba, pero en el cerdo (igual que en el ser humano) se desarrolla por el aumento de volumen de la caja torácica.  El hecho de que el espacio intrapleural comprendido entre el pulmón y la pared torácica sea mucho menor que el espacio entre el pulmón y el frasco de la figura, no influye de forma importante. El espacio intrapleural sólo contiene contados mililitros de líquido.

La inclinación de la curva presión-volumen, es decir el cambio volumétrico por unidad de cambio de presión, se conoce como distensibilidad. En la gama de valores normales (presiones expansivas de alrededor de -2 a -10 cm de agua) el pulmón es muy distensible. La distensibilidad del pulmón humano adulto es de unos 50 a 150 ml/cmH2O. Sin embargo, a presiones expansivas altas el pulmón es más rígido y su distensibilidad disminuye, como se observa en la figura.

 

Bucle P-V

 

La distensibilidad disminuye un poco si la presión venosa pulmonar aumenta y el pulmón se ingurgita de sangre. El edema alveolar hace que la distensibilidad disminuya porque obstaculiza la insuflación de algunos alvéolos. La distensibilidad también disminuye en forma aparente si el pulmón permanece hipoventilado durante un período prolongado de tiempo, en particular si su volumen es bajo. Típicamente la distensibilidad del pulmón del niño es mucho menor a la del adulto, y en relación directa con el peso del niño, como regla general el niño en condiciones normales tiene una distensibilidad de 1 ml/cmH2O por cada kilo de peso hasta los 30 kilos, por ejemplo, un neonato de 3,5 Kilos de peso viene a tener una distensibilidad de 3,5 ml/cmH2O.

Bibliografia:

García Fernández J, Goldman L, Belda J. Editores.Ventilación no invasiva en el paciente quirúrgico pediátrico. 2ª edición. Madrid. Ed AYMON S.L.; 2008.ISBN:  978-84-612-2413-5

 
CURVAS RELACIONADAS AL TIEMPO PDF Imprimir E-Mail
Leer más...
 
INTRODUCCIÓN PDF Imprimir E-Mail

La monitorización ventilatoria es quizás uno de los aspectos más importantes a cuidar en la ventilación mecánica del paciente pediátrico. Las dos principales causas son: por un lado, porque los incidentes anestésicos más graves en el niño se deben en primer lugar a problemas relacionados con el manejo de la vía aérea y la ventilación. 

 

Monitorización presión intratraqueal

 

La segunda causa se debe a que las peculiaridades anatómicas y fisiológicas de los pacientes más pequeños son tan específicas y diferentes al adulto, que  aspectos con tan poca o ninguna importancia clínica en el adulto, como son: la diferente distensibilidad de los circuitos, el espacio muerto que añaden piezas de humidificación o monitorización de gases, o pequeñas fugas, en los niños pueden generar incidentes críticos intraoperatorios que si no se previenen a tiempo, podemos tener resultados vitalmente peligrosos en muy poco tiempo.

 

Bibliografia:

García Fernández J, Goldman L, Belda J. Editores.Ventilación no invasiva en el paciente quirúrgico pediátrico. 2ª edición. Madrid. Ed AYMON S.L.; 2008.ISBN:  978-84-612-2413-5

 
Contador de Visitas
Total de Visitas491457
Advertisement
Designed by Koamone