Advertisement
Inicio arrow ANESTESIA PEDIÁTRICA arrow ANESTESIA INHALATORIA arrow Anestesia en áreas alejadas de quirófano
Anestesia en áreas alejadas de quirófano
Índice del Artículo
Anestesia en áreas alejadas de quirófano
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8

Conceptos y terminología.

 

Al emplear los términos de sedación y anestesia muchas veces surge la duda de donde termina exactamente uno, para dar paso al otro, y viceversa.   Cuando estos actos anestésicos se realizan fuera de quirófano existe la tendencia equivocada a denominarlos sedaciones, por muy profundas que estas sean.   Otros criterios no del todo válidos, para discernir entre una sedación y una anestesia general, es el tipo de ventilación que tenga el paciente espontánea o controlada, o si se está realizando la ventilación con mascarilla facial o se ha procedido a la intubación traqueal.   Todos estos criterios son más o menos erróneos, y sobre todo, imprecisos.

Para marcar estas diferencias se establecieron multitud de clasificaciones sobre diferentes grados de sedación, que no vinieron más que a complicar más aún el panorama.   Actualmente existe una tendencia en la literatura para simplificar todos estos términos, en cuatro conceptos claros de diferentes actos anestésicos.

El control anestésico monitorizado consistiría en el cuidado y vigilancia, por parte del anestesiólogo, de las funciones hemodinámicas y respiratorias del paciente, mientras se le está realizando un procedimiento terapéutico o diagnóstico, pero sin la necesidad de disminuir nada la conciencia del paciente.

La sedación consciente consistiría en disminuir el nivel de conciencia del paciente, pero manteniendo en todo momento los reflejos protectores de vía aérea, la ventilación espontánea eficaz, y permitiendo la respuesta adecuada del paciente frente a órdenes verbales.

La sedación profunda es un estado médicamente controlado de inconsciencia del que el paciente no es fácilmente despertable, sólo respondiendo ante estímulos físicos, y que puede ir acompañado de una pérdida total o parcial de los reflejos protectores de vía aérea, siendo incapaz de mantener por si sólo una vía aérea permeable y una ventilación espontanea eficaz.

El concepto de anestesia general sería el de un estado reversible de completa inconsciencia del que no se puede despertar al paciente ni con estímulos dolorosos, que se acompaña de una total pérdida de reflejos de vía aérea, siéndole imposible mantener al paciente por sí mismo, una vía aérea permeable y una ventilación eficaz.

El control anestésico monitorizado y la sedación consciente se reserva para aquellas situaciones en las que se puede contar con la colaboración del paciente, y el procedimiento a realizar no va ser doloroso.   Cuando se realizan estos mismos procedimiento en niños, sobre todo cuando son menores de 7 años, se requiere siempre una sedación profunda o incluso una anestesia general si el procedimiento es doloroso.   Por esta razón si algún anestesiólogo está especialmente sensibilizado con las técnicas anestésicas fuera del quirófano son los anestesiólogos pediátricos, que son los más requeridos para este tipo de colaboración.     

 



 
Siguiente >
Contador de Visitas
Total de Visitas711872
IMÁGENES DEL CURSO
Advertisement
Designed by Koamone