Advertisement
Inicio arrow ANESTESIA PEDIÁTRICA arrow ANESTESIA INHALATORIA arrow Anestesia en áreas alejadas de quirófano
Anestesia en áreas alejadas de quirófano
Índice del Artículo
Anestesia en áreas alejadas de quirófano
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8

Para el anestesiólogo el trabajar fuera del área quirúrgica supone una serie de inconvenientes importantes.   El quirófano es el lugar idóneo para la resolución de cualquier problema médico y quirúrgico que se pueda plantear durante un acto anestésico-quirúrgico.   Muchas razones apoyan dicha afirmación.   En primer lugar, ante cualquier incidente, se puede recabar rápidamente la ayuda de otro anestesiólogo, que en la mayoría de las ocasiones es suficiente para resolver el problema.   El personal de enfermería está familiarizado con las complicaciones anestésicas más frecuentes y graves, y sabe como ayudar al anestesiólogo en dichas situaciones con prontitud.   En quirófano siempre se dispone de todo el equipamiento, fármacos, e incluso sistemas de obtención rápida de sangre que pudieran ser necesarios para tratar las complicaciones que puedan aparecer y que otros lugares del hospital adolecen.

Por todas estas razones el anestesiólogo que trabaje fuera de área quirúrgica debe tener siempre en cuenta tres principios básicos fundamentales; el primero, es que la seguridad debe estar siempre por encima de cualquier otra consideración, el segundo, es que cuanto más sencillas sean las técnicas empleadas y menos se dependa de la ayuda de otras personas mejor.   El tercero, y no por ello menos importante, es que todo aquello que sea necesario para el tratamiento de los incidentes anestésicos más importantes y más graves, debe estar personalmente comprobado y preparado, antes de comenzar cualquier acto anestésico fuera del quirófano.

La modificación de las condiciones de trabajo habituales no sólo afecta al propio manejo anestésico, sino que también se modifica el entorno del cuidado postanestésico.   Hay que recordar que independientemente del procedimiento diagnóstico o terapéutico que se le realice al paciente, siempre que se proceda a una sedación o una anestesia general, el niño debe tener siempre un seguimiento postanestésico, y cumplir los mismos criterios de alta que cualquier otro paciente de área quirúrgica.

Por tanto, podemos decir que la anestesia fuera de quirófano requiere por parte del anestesiólogo una especial formación y mentalización para adaptarse a trabajar en un entorno que no es el suyo habitual.   Además el anestesiólogo debe conocer a la perfección en que consiste cada uno de estos procedimientos, porque cada uno de ellos tiene sus propias complicaciones particulares, que un muchos casos nada tienen que ver con las que ocurren en un quirófano.     

 



 
Siguiente >
Contador de Visitas
Total de Visitas707529
IMÁGENES DEL CURSO
Advertisement
Designed by Koamone