Advertisement
Inicio arrow ANESTESIA PEDIÁTRICA arrow Reacciones Alérgicas
Reacciones alérgicas en Anestesia
Índice del Artículo
Reacciones alérgicas en Anestesia
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10

Diagnóstico y Prevención

 

El diagnóstico de una posible alergia a un fármaco o sustancia utilizada en el área quirúrgica, puede diagnosticarse en dos diferentes momentos.   Antes de la intervención, en la consulta preanestésica, situación ideal para su manejo anestésico ulterior, o bien, una vez que se haya desencadenado en quirófano la reacción anafiláctica o anafilactoide (R.A.A.) (6,24,53).

El diagnóstico preoperatorio se basa en una anamnesis dirigida, con un importante grado de sospecha, y un perfecto conocimiento de los factores favorecedores de las R.A.A(2,6,24,53,54).   No está indicada la realización sistemática de pruebas de alergia para agentes anestésicos, salvo que exista un antecedente de reacción adversa durante un procedimiento anestésico previo, en cuyo caso se recomienda la consulta al alergólogo para su correcta valoración preoperatoria(1,2,6,7,).

El diagnóstico de una reacción alérgica durante el acto anestésico es en ocasiones muy complicado.   El diagnóstico pasa por dos fases muy concretas, una primera fase de identificación y confirmación de estar ante una verdadera R.A.A..   En la segunda fase, nuestro fin será identificar el mecanismo responsable de la reacción, y si es posible, identificar el fármaco o sustancia implicada, y descartar los fármacos que no lo han estado(6,7,24,53,54).

La primera fase diagnóstica se basa en tres pilares: a) Alta sospecha clínica, según criterios epidemiológicos; b) Síndrome de degranulación de mastocitos y basófilos; y c) Pruebas de laboratorio.   Para poder diagnosticar una R.A.A. hay que tener siempre en mente la posibilidad de su aparición(2,6,7,54).

En cuanto, al síndrome de degranulación de mastocitos y basófilos, es un conjunto de síntomas y signos que afecta fundamental a la piel y mucosas, aparato gastrointestinal, aparato respiratorio y sistema cardiovascular.   Durante la anestesia general esta sintomatología es muy difícil de valorar, porque las manifestaciones cutáneas no siempre aparecen, y en otras ocasiones es difícil el acceso visual del paciente durante la cirugía(2,6,53).   Además, los síntomas digestivos tampoco se pueden detectar durante la anestesia general, por lo que a veces, sólo nos quedan los síntomas cardiovasculares (hipotensión y taquicardia), con o sin los síntomas respiratorios (broncoespasmo), cuyo diagnóstico diferencial durante la cirugía es francamente difícil(2,6,53,54).



 
Contador de Visitas
Total de Visitas607353
Advertisement
Designed by Koamone