Advertisement
Inicio arrow VENTILACIÓN MECÁNICA arrow MODOS VENTILATORIOS arrow Cómo entender los modos ventilatorios
Cómo entender los modos ventilatorios
Índice del Artículo
Cómo entender los modos ventilatorios
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
 

 

 

 

D)    Modos ventilatorios especiales:

A.       Ventilación de alta frecuencia: (por presión positiva, oscilatoria, por chorro o jet) La ventilación mecánica de alta frecuencia se caracteriza por aplicar frecuencias respiratorias de al menos dos veces la frecuencia respiratoria fisiológica en reposo para la edad del paciente.   La ventilación de alta frecuencia a presión positiva puede realizarse con respiradores convencionales que dispongan de la posibilidad de llegar a 120 respiraciones por minuto (Servo 900), y pautando volúmenes corrientes de 3-4 ml/kg.   La ventilación de alta frecuenta oscilatoria ha supuesto uno de los principales avances en el tratamiento del distrés respiratorio difuso reclutable del paciente pediátrico.   Consiste en una CPAP muy elevada a la que se le asocia un volumen corriente muy pequeño (menor al espacio muerto anatómico 1-3 ml/kg) a muy alta frecuencia respiratoria (180-900 rpm), y en el que la espiración no es pasiva sino activa. Por último, la ventilación de alta frecuencia “yet” consiste en introducir pequeños chorros de aire a muy alta presión dentro de una ventilación convencional, el resultado es una ventilación con una presión media menor que la oscilatoria, y los principales inconvenientes es la humidificación del gas fresco y la monitorización ventilatoria.   Esta modalidad “jet” se ha utilizado para cirugía traqueal y broncoscopios, siendo la aplicación más reciente la ventilación por percusión para limpieza y movilización de secreciones pulmonares y tratamiento de atelectasias. 

 

B.      Ventilación no invasiva:   Es uno de los grandes avances en el manejo ventilatorio del paciente crítico.   Consiste en la aplicación de diferentes modalidades ventilatorias pero sin la necesidad de la intubación, a través de mascarillas faciales, nasales o cascos.   La principal ventaja es disminuir las complicaciones asociadas a la intubación. El principal inconveniente es que requiere un conocimiento muy preciso de sus indicaciones, contraindicaciones, formas de aplicación y muchas ganas de pasarse a pie de cama del enfermo las primeras horas de su aplicación.   Además, quedan aún dos grandes problemas por resolver que son: la humidificación del gas para evitar secar las secreciones, y las lesiones faciales por presión.

 

  C.       Otras: ventilación líquida, ventilación en decúbito prono, Heliox, óxido nítrico, etc…

 

Bibliografia:

1.García-Fernández J, Castro Parga L, Sanabria P.Ventilación Mecánica en cirugía pediátrica. En: J Belda y J Llorens editores. Ventilación Mecánica en Anestesia y Cuidados Críticos. 1ª edición. Madrid. ARAN ediciones SL. 2009. P 705-740.

2.García-Fernández J, Sanabria P, Castro L.Soporte Ventilatorio en el paciente crítico pediátrico.En: M. Hervias, E. Teigell, A. Peleteiro editores. Manual de anestesia para el manejo de pacientes con cardiopatías congénitas.Aymon solutions Spain S.L. Madrid 2009. P.463-476



 
< Anterior   Siguiente >
Contador de Visitas
Total de Visitas748208
IMÁGENES DEL CURSO
Advertisement
Designed by Koamone